Guía para el avalúo de un inmueble

El avalúo de un inmueble te permite tener certeza del valor del mismo, bien sea para comprar o vender. También es un proceso necesario para adquirir un crédito y para otros trámites legales. En Colombia, los avalúos están regulados y deben hacerse con especialistas debidamente acreditados.


Un avalúo lo debe hacer un experto acreditado:

Lo primero que debes tener presente es que solo un especialista puede hacerlo. Si bien puedes tener una idea del valor del inmueble que necesitas valorar, las variables que intervienen son diversas. Son los expertos, debidamente acreditados, los que están en capacidad de analizarlas.


Actualmente en Colombia es la Corporación Autorregulador Nacional de Avaluadores (ANA) la entidad avalada para manejar el tema. Por eso debes verificar que el experto contratado para el avalúo esté registrado en la entidad. Esto te garantizará que estás contratando a la persona indicada.


Tipos de avalúo

Cuando se requiere uno, es importante saber qué tipo es, ya que existen dos: el comercial y el catastral


Avalúo comercial: es el que normalmente se requiere para el proceso de venta o compra de un inmueble. Determina el valor del inmueble en el mercado, teniendo en cuenta las características de la propiedad y de su entorno. Finalmente, indica cuánto se puede pagar por un inmueble.


Avalúo catastral: este es el que realiza el gobierno a través de sus entes municipales. Tiene en cuenta menos variables que el avalúo comercial, principalmente relacionadas con la extensión y la ubicación. Su utilidad principal es ser la base para la liquidación de los impuestos.


En Colombia usualmente el comercial supera al catastral en un 30%. Aunque el avalúo más requerido a la hora de hacer un negocio es el comercial, ten en cuenta lo siguiente: el avalúo catastral en ocasiones se usa como referencia para negociar, si lo que está en venta es el lote (Finanzas personales, 2018).


¿Qué variables intervienen en un avalúo?

Como ya lo mencionamos, son los expertos quienes manejan todas las variables para avaluar una propiedad. Sin embargo, puedes tener presente algunas de ellas. Estas son las principales (Metro Cuadrado, 2018):


- Tipo de inmueble

- Estrato

- Antigüedad

- Área total y construida

- Número de baños

- Piso

- Número de parqueaderos

- Edificio inteligente (para oficinas)

- Altura (para bodegas)

- Precio de arriendo


Además de estos aspectos, también entran en juego factores externos a la propiedad. Estos son la ubicación, la infraestructura de la zona, las vías de acceso y el transporte, entre otras.


¿Cuánto cuesta?

Según lo señaló Diego Botero, vocero de la Lonja Propiedad Raíz de Bogotá, a Finanzas Personales (2018), los precios son definidos en función de la oferta y la demanda. No obstante, en promedio un avalúo puede costar entre 0,7 y 0,8 por mil, del valor final del avalúo.


Otros expertos (El Colombiano, 2017) puntualizan que en el valor también interviene el tiempo y la dificultad del proceso. Esto depende de las características de la propiedad.


¿Cómo iniciar el proceso?

Cuando hay un crédito hipotecario en el proceso, normalmente los bancos cuentan con listas de avaluadores certificados. Si este no es el caso puedes consultar en Fedelonjas o la ANA. Una vez contratado el proceso con personas acreditadas, asegúrate de que el avalúo contenga lo necesario (Finanzas Personales, 2018):


- Descripción completa del inmueble

- Características y descripción del sector

- Investigación del mercado

- Hoja de resultados con los valores



Cuando hay un crédito hipotecario en el proceso, normalmente los bancos cuentan con listas de avaluadores certificados.

Recuperado de: https://www.vivendo.co/actualidad/guia-para-el-avaluo-de-un-inmueble / Portal web Vivendo


#avaluos #avaluocatastral #avaluocomercial #fedelonjas #creditohipotecario

Centro Comercial Unicentro, Local 635, Sector Pasoancho/Panamericana

Teléfono +57 (2) 524 8400 / comercial@urbanizarsa.co

  • Icono Facebook
  • Icono Instagram
  • Icono YouTube

© 2020 Urbanizar S.A.S / todos los derechos reservados.